Sedación consciente

La sedación consciente es un método que utiliza una combinación de un sedante para ayudar al paciente a relajarse y de un anestésico para bloquear el dolor durante el procedimiento médico o dental.

El cliente probablemente permanecerá despierto, aunque contará con el habla limitada.

La sedación consciente le permite recuperarse rápidamente y retornar a sus actividades cotidianas poco después del procedimiento.

Sedación, no sueño

El paciente que se somete a un tratamiento con sedación consciente en ningún momento pierde el conocimiento ni se altera la percepción sensorial de un modo comparable al de una anestesia general. La sedación consciente es solo un método para lograr un estado general de relajación y tranquilidad, siempre controlado por profesionales experimentados.

¿En qué tratamientos se utiliza la sedación consciente?

Este método es una opción disponible para todo tipo de tratamientos, y se realiza en la propia clínica dental.

Está recomendado siempre que el paciente tenga problemas derivados de su miedo al dentista.

Su dentista le indicará qué tipo de sedación consciente es más conveniente en cada caso.