Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento de odontología estética que tiene por objetivo eliminar las manchas dentales y hacer que la dentición adquiera una tonalidad más blanca y brillante.

Es posible blanquear nuestros dientes de forma no invasiva. El tratamiento se realiza en dos fases, una clínica y otra ambulatoria. En la consulta aplicamos un gel sobre los dientes que se activa con la luz fría.

¿Por qué se decoloran los dientes?

En muchas ocasiones ocurre que el color original de los dientes se va oscureciendo poco a poco perdiendo su tono natural y saludable y ofreciendo a veces un aspecto de boca sucia. Esta pérdida de color se debe a diferentes causas, entre ellas:

  • Alimentos/bebidas: Café, té, colas, vinos, ciertas frutas y vegetales.
  • Uso de tabaco: Fumar o masticar tabaco.
  • Mala higiene dental: Cepillarse los dientes incorrectamente, mal uso del hilo dental para quitar la placa y las sustancias que producen manchas.
  • Enfermedades: Algunas enfermedades afectan el esmalte dental  y la formación de dentina lo que puede llevar a la decoloración de los dientes. Tratamientos para ciertas enfermedades también pueden afectar al color de los dientes. 
  • Medicamentos: Antibióticos como la tetraciclina y doxyciclina causan decoloración de los dientes cuando se dan a niños cuyos dientes todavía están desarrollándose (antes de la edad de 8 años). Los enjuagues bucales que contienen clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio también puede manchar tus dientes. Los antihistamínicos , los medicamentos antipsicóticos, y los medicamentos para la hipertensión también pueden causar decoloración en los dientes.
  • Materiales dentales: Algunos de los materiales que se usan en el dentista, como las reparaciones con amalgamas, especialmente los materiales que contienen sulfuro de plata, pueden dar un color gris-negro a tus dientes.
  • Envejecimiento: A medida que envejeces, la capa exterior del esmalte de tus dientes se desgasta mostrando el color amarillo natural de la dentina. También con el envejecimiento, el diente produce más dentina, lo que a su vez disminuye el tamaño de la pulpa. Esto reduce la translucidez del diente, lo que lo hace parecer más oscuro.
  • Por genética: Algunas personas tienen un esmalte más brillante o grueso que otras.
  • Medio ambiente: Una cantidad excesiva de flúor, bien sea por fuentes medio ambientales o por el uso excesivo del mismo en algunos productos, puede causar la decoloración de los dientes.
  • Trauma: Una caída puede perturbar la formación de esmalte en los niños pequeños cuyos dientes siguen desarrollándose. Un trauma también puede causar decoloración en los dientes adultos.

Tipos de blanqueamiento dental

Hay dos tipos de blanqueamientos en función del diente al quese le aplica, se conocen los dientes como vitales y no vitales.

Conocemos como diente no vital, un diente en el que ya no existe flujo de sangre. Un nervio muerto en un diente a veces se denomina pulpa necrótica o un diente sin pulpa.

Blanqueamiento en dientes vitales

Se aplica un agente blanqueador a base de peróxido de hidrógeno al 35%. Es necesario realizar una reha-bilitación oral completa para poner tener resultados óptimos. A continuación se aísla la zona a tratar, de manera que se evite el contacto del agente blanqueador con los tejidos periodontales y posteriormente se añade el agente blanqueador. Este procedimiento se puede realizar hasta tres veces dependiendo del fabricante.

Blanqueamiento en dientes no vitales

Consiste en eliminar todos los agentes decolorantes y tejido necrótico existente de la cámara pulpar en dientes endodonciados.

Hay dos tipos de técnicas para realizar este blanqueamiento:

Técnica inmediata. Consiste en activar la mezcla de perborato de sodio con peróxido de hidrógeno al 35% a través de un instrumento caliente.

Técnica ambulatoria. Se aplica la mezcla realizada con perborato de sodio (Amosan en polvo) y peróxido de hidrógeno al 35% (Superoxol), se lleva a la cavidad de la cámara pulpar y se coloca una obturación temporal en la superficie. Este proceso conlleva más tiempo que el anterior.